Ir a Inicio

CULTURA DEL CAFÉ


Historia del café


NUESTRO CAFÉ


En "Riofrío", desde siempre apostamos por la calidad de nuestro café y buscamos la excelencia. El café, las distintas variedades en preparación de Cafés Especiales y nuestro servicio, hacen que sea nuestra especialidad más consolidada.


Cafeto (Coffea) Cafeto en flor.1 Frutos del cafeto.1 Frutos del cafeto.2 Bayas del cafeto.1
Café Arábica Arábica VS Robusta Espresso Arabica VS Robusta

Haz click para ampliar

En este establecimiento usted puede degustar un café: 100% Natural y 100% Arábica

Se trata de un excelente café 100% arábica, que se incluye dentro de la gama de la compañía en el concepto “Premium”, tanto en natural como en descafeinado.

Un delicado Blend de Cafés 100% Arábicas, Lavados Suaves y Naturales de los mejores Orígenes Gourmets del mundo. La cuidada selección de los mejores granos y el punto óptimo de tueste lo hace un café perfecto para la extracción en espresso.


Bayas del café
CULTURA DEL CAFÉ

EL CAFETO

El Café proviene de un arbusto denominado Cafeto. El Cafeto es un arbusto de la familia de las rubicanas cuyo nombre genérico es Coffea (65 variedades).

Se trata de un árbol de 10 a 15 metros de altura, que para su comodidad y mejor rendimiento se cultiva en plantaciones a una altura máxima de 2,5 metros.

Existen dos variedades principales, que abarcan el 98% del total:

Elige variedades de Arábica mejor que los Robusta: estas son las dos grandes variedades de café que existen. Los Arábica son de mejor calidad, con aromas más complejos y agradables. Los Robusta suelen ser más amargos, astringentes, excitantes y bastos.

Coffea arábica (10.000 millones de árboles). Es la variedad de mayor calidad. Existen muchos tipos de arábica, siendo quizás los más conocidos el Jamaica Blue Mountain, el Colombia, Kenya o Costa Rica. El grano es más alargado y verdoso, y la taza resulta una taza con un sabor más suave y afrutado. Además estos cafés, tienen una menor concentración de cafeína que los robustas.

Coffea canephora (robusta) (4.000 millones de árboles). A diferencia de los arábica, se trata de cafés más fuertes. Existen Robustas muy demandados, como el de Vietnam, o Uganda. El grano es más redondo, y con un color marrón. Resulta una taza más amarga, con sabores más fuertes, y con una mayor concentración de cafeína.

Dicho arbusto, que crece en países tropicales, cálidos y húmedos, genera unos frutos similares a las cerezas, y de las cuales se obtiene el grano de café. Normalmente por cada baya, así se llama dicho fruto, se obtienen dos granos de café. Si la semilla es una sola, el café se denomina caracolillo.

RECOLECTA DEL FRUTO

La floración y maduración de los frutos del cafeto no se dan al mismo tiempo, por lo que la recolección puede durar varios meses. Es decir, en un cafeto, pueden convivir a la vez, la flor, el fruto inmaduro, y el fruto maduro. Por esta razón, existen dos modos de recolección:

UNA A UNA o PICKING: se recogen uno a uno únicamente los frutos maduros, obteniendo así un grano seleccionado de mayor calidad.

ORDEÑO o STRIPPING: se arrastran a la vez todos los frutos. Esto resulta menos costoso, pero la criba del grano es muy baja. Para cafés de calidad, este sistema no se utiliza.

EL TUESTE

El tueste del café es un proceso térmico por el cual se desarrollan en él su sabor y su aroma. Consiste en someter al café a una temperatura de entre 150 y 250 grados por un espacio aproximado de 20 minutos. Este proceso de tueste es el denominado lento, y es el más recomendable para tratar alterar las características del café lo menos posible.

Durante el proceso de tueste se producen numerosos procesos que son los que dan al café tostado su verdadera identidad. El café verde, tal cual se extrae de la planta, no tiene propiedades. Es decir, no tiene aroma, ni sabor, teniendo por tanto el proceso de tostación una importancia enorme en el resultado de una taza de café. Además, cada origen requiere un proceso de tostación diferente, por lo que, aunque la mayoría de los blends* que se pueden degustar en el mercado, son la mezcla de varios orígenes distintos, estos orígenes deben ser tostados por separado para obtener de cada uno las mejores propiedades.

Una vez tostado el café, éste va perdiendo propiedades rápidamente, por lo que el sistema de envasado cobra también una importancia enorme.

Ante todo seamos conscientes de que hay paises que tienen prohibido el tueste torrefacto por considerarse malo para la salud. La explicación reside en que la incorporación de azúcar al café no es bueno para personas con diabetes, por otro lado el grado de tueste torrefacto hace que el producto final sea más parecido a un carbón vegetal que a un producto infusionable.

Clases de cafés: Se pueden encontrar dos tipos básicos de café, en función del método de tueste: natural y torrefacto.

Elige un café natural frente a otro torrefacto: entendemos como ‘natural’ un café cuyo tueste se ha realizado sin ningún otro añadido, solo café, frente a los torrefactos, a los que se les añade azúcar durante el tueste, lo que produce un sabor mas amargo y un color más intenso, pero aplana el sabor, enmascarando los sutiles aromas propios. Por otro lado, numerosas investigaciones demuestran una relación poco sana entre el café torrefacto y ciertos problemas de salud, entre los que se encuentra el cáncer.

  • Café tostado natural: Se obtiene mediante el tueste de los granos de café por el sistema de “tueste directo” a una temperatura entre los 200 y 220º C y en constante movimiento. El tiempo ira en función del grado de tueste que le queramos dar al café. Además con esto aseguramos que los clientes que tengan problemas estomacales como úlcera, gastritis, etc... no tendrán problema en tomar la bebida, algo que con el torrefacto es imposible.

  • Café tostado torrefacto: Se obtiene mediante el tueste de granos de café con azúcar. Obtenemos un color más oscuro, más cuerpo y con un sabor más fuerte. Si el tiempo y temperatura de torrefacción han sido las adecuadas, el grano no pierde sus propiedades, pero si han sido excesivas, el café adquiere un sabor amargo, debido al exceso de quemado del azúcar.
     

MODO DE ENVASADO

Los métodos de envasado son muy variados. El mejor método existente hasta ahora, y que permite conservar las propiedades del café intactas hasta la apertura del envase es el envasado en atmósfera protectora. Este sistema, utilizado en todos nuestros cafés en pet, permite conservar las propiedades del café como si estuviese recién tostado.

DESCAFEINADOS

Si no queremos el efecto de alteración que provoca la cafeína, pero sí el placer del café, podemos optar por el descafeinado. La descafeinización es un proceso que se realiza antes de tostar el café, que se ha perfeccionado con el tiempo, hasta conseguir un proceso totalmente natural, y que permite extraer cafés de altísima calidad.

CAFÉ SOLUBLE

El café soluble se obtiene una vez tostado el grano. Existen 2 métodos de solubilización:

  • Solubles: es el más común, pero debido a su proceso de producción, agrede ligeramente al café, resultando así una taza de café con menos sabor y aroma que con el soluble liofilizado.

  • Liofilizados: mayor calidad, cada vez más habitual en establecimientos profesionales, y que, debido a su proceso por congelación, permite conservar las propiedades del café prácticamente inalteradas, por lo que el resultado es una taza de café con todo el sabor y aroma.


Café Arábica
LAS PROPIEDADES DESCONOCIDAS DEL CAFÉ

El café puede ayudar a prevenir algunas enfermedades y contribuir a mantener en forma la memoria y acrecentar el rendimiento físico y mental.


El mito del nerviosismo y de que quita el sueño está pasando a mejor vida. Las propiedades del café son cada vez más aceptadas por todos los profesionales, al menos en dosis moderadas.

Así, el café puede ser un producto natural que puede ayudar a prevenir algunas enfermedades y contribuir a mantener en forma la memoria y acrecentar el rendimiento físico y mental. Al parecer, el consumo moderado del esta infusión es “recomendable para la salud” y puede prevenir enfermedades neurodegenerativas o incluso ayudar como protector frente a la diabetes tipo 2, retrasaría el desarrollo del mal de Parkinson y ayuda a reducir el riesgo de padecer Alzheimer. Por otra parte, el café contiene cuatro veces más componentes beneficiosos para la salud que otras bebidas de origen natural, por la gran cantidad de antioxidantes que pueden influir en el retraso del proceso de envejecimiento.

BENEFICIOS DE BEBER CAFÉ DE FORMA REGULAR Y MEDIDA:

Además, un par de tazas de café al día ayudan a mantener la concentración y agilidad mental.

  • Te llena de energía. La cafeína estimula al sistema nervioso, facilitando la coordinación, mejorando tu estado de ánimo y tu motivación. También incrementa la energía, la resistencia y la rapidez, y por consiguiente, disminuye el cansancio.

  • Disminuye el riesgo de desarrollar cáncer. La gente que toma más de cuatro tazas de café al día tiene menos probabilidades de desarrollar cáncer de colón y recto debido a que inhibe la secreción de ácidos biliares que son los precursores de esta enfermedad.

  • Reduce el riesgo de sufrir Parkinson. Análisis de control establecen que el riesgo de sufrir este padecimiento es cinco veces menor en aquellas personas que toman café.

  • Mejora el asma y las alergias. La cafeína dilata los bronquios, combatiendo las crisis de asma y otras alergias. Incluso en la actualidad la cafeína es una de las principales sustancias de muchos medicamentos para problemas respiratorios.

  • Reduce el riesgo de desarrollar diabetes. El café reduce el riesgo de contraer diabetes tipo 2 porque la cafeína es un estimulante de las células pancreáticas, en donde se produce la insulina que necesita el organismo.

  • Reduce el riesgo de desarrollar cirrosis. La gente que toma café, tiene cinco veces menos riesgos de desarrollar cirrosis hepática o de aminorar la mortalidad en caso que el paciente ya esté enfermo.

  • Reduce el riesgo de desarrollar Alzheimer. Las posibilidades de padecer esta enfermedad se reduce considerablemente con la ingesta de café. Asimismo, pacientes en tratamiento han presentado una considerable mejoría en la permanencia de la memoria.

  • Disminuye la depresión. El consumo moderado de café ayuda a sobrellevar esta enfermedad, pues es un estimulante natural que brinda energía.

  • Despierta el sentido de alerta, la concentración y la memoria a corto plazo. Debido a que tiene efectos benéficos en la transmisión neurológica. Al aumentar la actividad mental posiblemente te quite el sueño, aunque a muchas personas les provoca somnolencia y sueños muy reales.

  • Reduce el dolor de cabeza. Tomar café puede disminuir o eliminar el dolor de cabeza, pues éste se debe a la tensión de los vasos sanguíneos del cerebro y el café puede dilatarlos, reduciendo la intensidad del dolor.

  • Evita coágulos sanguíneos. Múltiples estudios han demostrado que el café no sube la presión arterial, ni afecta el ritmo cardíaco, ni provoca ataques cardíacos.

  • Antioxidantes. Estas propiedades detiene el deterioro de las células del organismo y el proceso de envejecimiento.

  • Diurético. Es un auxiliar en la solución del problema del estreñimiento.

  • Es una excelente fuente de potasio, magnesio y fluoruro.

COMO COMPRAR EL MEJOR CAFÉ:

Los granos de café de América Central son más ligeros, y de sabor más suaves que los café de Indonesia. El Café arábica de los países de América Central, cultivados a gran altura, son muy equilibrados en cuanto al cuerpo y sabor

Los Cafés de Brasil tiene mas cuerpo que los cafés de América Central. Los cafés de América del Sur tiene también un marcado sabor y un aroma muy distintivo. Muchos atribuyen estas características diferenciales a las bajas latitudes en donde se cultivan sus cafés.

Los cafés de Indonesia tienen mucho cuerpo, un rico aroma, y poca acidez. A pesar de su rareza en el mercado, estos cafés no suelen ser del todo caros.

Los cafés africanos tienen un sabor muy particular. El café Etiopía y el Kenia AA son relativamente suaves, pero con un fuerte aroma. Suelen ser mas caros.

CAFÉS MÁS POPULARES

  • Excelso de Medellín: De todos los colombianos es de menos acidez y posee bastante cuerpo. Por su suavidad y sabor a fruto seco es un café delicioso.

  • Blue Mountain (Jamaica). Es el más caro, solicitado y delicioso de los cafés. Se produce muy poco y se exporta en toneles de madera de 70 Kg.

  • Java. Café de Gran Prestigio y difícil de conseguir. Se tuesta cuando está bien maduro, adquiriendo un sabor ligeramente ahumado que le hace único.

  • Kenya. Café famoso por su fuerte sabor, aroma y pronunciada acidez.

  • Guatemala ( Guatemala) . Excelente conjunto de cafés. Los mejores son los que se cultivan a mas de 1200 metros de altitud.

  • Moka de Etiopía. Calidad excepcional. Se cultiva en Etiopía, cuna del café.

  • Kona ( Hawai). Prestigioso café con mucho cuerpo, intenso y profundo, de aroma complejo y fino.

  • Mysore. Café de cuerpo con rico sabor. Se cultiva en el Sur de la India. Con la mezcla de moka se obtiene un café muy codiciado, llamado Moka Mysore.

  • Nicaragua. Café muy popular por sus características no ácidas. Muy apropiado para las mezclas de café.

  • Santos de Brasil. Cultivado en la región de Sao Paulo, es un café de alta calidad y de poca acidez.

  • Sumatra. Se cultiva en las Indias Orientales Holandesas, de características similares a las del café de Java. Es de fuerte sabor y poca acidez.

  • Tanzania Kilimanjaro. Cultivado en el área del Kilimanjaro. De sabor mas fuerte que el del centro América, pero no tiene la acidez del café de Kenia

LOS 7 MANDAMIENTOS PARA DISTINGUIR UN BUEN CAFÉ DE UNO MALÍSIMO

¿Cómo podemos saber si estamos delante de un buen café o de agua sucia que no sirve ni para fregar el suelo? ¿Cómo se justifican esos céntimos de más que pagamos para saborear ese rico y denso espresso negruzco?

Somos consumidores muy poco curiosos. Pedimos muy poca información sobre lo que compramos y parece que todo venga hecho de la parte de atrás del supermercado. Y cuando descubres un producto y ves sus procesos es como ‘¡Guau! estaba ahí siempre pero nunca lo había visto".

Con estos 7 mandamientos someterás el café a la prueba de fuego definitiva para saber realmente si vale la pena:

1. Un buen café se toma sin azúcar

El café, que es la semilla de un fruto parecido a la cereza, ya tiene sus propios azúcares. Y se desarrollan en forma de sabores más o menos dulces según factores como la altitud, la exposición al sol. Pero también del molido y del tostado, que determinan en un 40% si al primer sorbo te sabrá a goma quemada y querrás vaciar el azucarero en tu taza. Pero hay que atreverse, probarlo y dejar de depender de endulzantes que enmascaran al buen café y hacen pasable el malo"

2. Un buen café mejora cuando se enfría

Normalmente detrás de un café con una temperatura muy elevada se esconde un café de mala calidad. “Cuando está muy caliente, no se percibe bien a qué sabe. Pero cuando está frío, si está malo, siempre sabe fatal”. Defienden el café de filtro, más largo y menos denso, pero con una variedad de sabores que sorprende si lo pruebas por primera vez.

“A diferencia del espresso, necesita mucha menos infraestructura para que salga bien. Es un café que te lo puedes ir tomando con tranquilidad y va evolucionando según pasan los minutos”.

3. Un buen café no se compra en el supermercado

“Si quieres comprar un buen café, ve a un tostador. Si quieres beber un buen café, que lo prepare un barista”, asegura. Un buen barista te asegura que el café se ha tostado y molido recientemente y preserva todo su sabor. “Una vez molido, el café empieza a perder sus aromas y al cabo de las horas la calidad de la taza será de hasta un 30% menos”.

Tras esta prueba, lo más probable es que ese café que compraste en el súper por 2 euros pase a mejor vida.

4. Un buen café es un poco más caro

Un barista se tomará el tiempo necesario para preparar cada café tal y como es debido. Al final, sabrá explicarte las particularidades porque conoce bien su producto y sabe tratarlo con esmero porque tiene las máquinas adecuadas que extraen el café con gran precisión, controlando al milímetro factores clave como la temperatura y la presión.

Todo este esfuerzo económico por su parte también va a suponer un extra para tu bolsillo. Pero que sepas que se destina a un proceso que respeta el producto, porque los microtostadores solamente obtendrán un beneficio ocho veces menor que el de las grandes empresas.

5. Un buen café no se puede concentrar en una cápsula

En las cápsulas hay unos 5 gramos de café, insuficientes para lograr una extracción decente. “Ahí hay algo de café más aditivos para potenciar el sabor y compensar que hace meses que está molido. Y de paso hacen que siempre sepa igual”.

Y si pagar más por un mejor café nos parece caro, ¿por qué lo hacemos con las cápsulas? Haciendo cálculos, mientras que el café de especialidad se vende a unos 30 euros el kilo, el café de las cápsulas lo hace por alrededor de 70 euros el kilo.

6. Un buen café se logra con café de especialidad

“Tenemos contacto directo con el productor y sabemos exactamente dónde lo produce y cuáles son las condiciones de la parcela”. Además, el comercio directo apoya a la economía local para hacerla menos dependiente de la producción industrial a gran escala.

Detrás del café de especialidad hay una inversión de tiempo faraónica. “Defendemos el proceso lento como la manera de garantizar la calidad del producto. ¿Y quién respeta el proceso lento? Aquellos que tienen la paciencia suficiente como para producir menos pero mejor, los que no tienen como único objetivo la optimización económica”.

7. Un buen café no siempre sabe igual

El café tiene que recolectarse a mano para asegurar la madurez. Hay que venderlo sin mezclar granos de distintas procedencias, algo que sí hacen las grandes empresas, que luego los tuestan demasiado para unificar su sabor.

“Un café que sabe siempre igual, es aburridísimo. Te lo tomas para despertarte, pero no para disfrutar. Comencemos a disfrutar del café, porque es un lujo”.


Carta: Cafés Especiales

Ir a Inicio